4 de agosto de 2008

ADVERTENCIA: RECUERDA SIEMPRE QUE LA CRUZA, EL EMBARAZO Y EL PARTO NO ES UN JUEGO, PUEDE COSTAR LA VIDA DE TU PERRITA Y LA DE SUS CACHORROS, SI DESEAS, QUE TUS HIJOS VEAN EL MILAGRO DE LA VIDA, SOLO DEBES IR A ALGUN REFUGIO, O BIEN VER EN TU MISMA CALLE, SI HAY ALGUNA PERRITA ABANDONADA CERCA DE LA FECHA DE PARIR, OFRECE TU CASA COMO HOGAR TRANSITORIO PARA QUE UNA PERRITA SIN HOGAR PUEDA DAR A LUZ, ESO TE ENRIQUECERA MUCHO MAS QUE, CUALQUIER OTRO ACTO Y LES ENSEÑARAS MUCHA MAS A TU HIJOS Y LOS HARAS MEJORES PERSONAS...SI LO DESEAS REVISA ESTE ARTICULO ANTES DE TRAER MAS CACHORROS A ESTE MUNDO: ¿QUIERES CRUZAR A TU PERRITA?

  • Consejos durante el parto de mi perra

Algunos consejos para evitar las muertes en los recién nacidos.

En la naturaleza, sin ningún cuidado por parte del ser humano, entre el 20 y el 30% de los neonatos mueren en el período neonatal. (parto) Llamamos así al período comprendido desde el nacimiento hasta la apertura de los ojos (segunda semana de vida en el perro y diez días en el gato).

Si en una camada hay cachorros mas débiles que el resto, ellos van quedando sin tener acceso a las mamas de su madre, ya que sus hermanos mas fuertes se lo impiden, acaparando las mismas. Por lo tanto esos cachorros más débiles no sólo están privados de alimento sino también van perdiendo el contacto con la fuente de calor que son esas mamas.

Como consecuencia entran en hipoglucemia (falta de alimento) e hipotermia (enfriamiento), y al sentirlos más fríos su madre los aparta con el hocico, empeorando aún más el cuadro y conduciéndolo a la muerte en pocas horas.

Esto sucede como todo en la naturaleza por un motivo, tanto los perros sin propietario, como sus parientes cercanos los zorros y lobos, cuando hay un cachorro que muere en un período cercano al parto, sirven de alimento al igual que las placentas , para la parturienta que durante los primeros días no sale de la madriguera a cazar, para evitar precisamente que esos acontecimientos ocurran (hipoglucemia, hipotermia) y además lo hace para no dejar ningún rastro que pueda ser percibido por el olfato de algún predador y no atraerlo hacia la guarida.

En consecuencia, tanto por motivos económicos como éticos y afectivos, es la tarea del veterinario neonatólogo asesorar a los criadores para reducir ese porcentaje al mínimo, el cual correspondería exclusivamente a las patologías congénitas imposibles de corregir.


¿Qué es lo que se debe hacer durante el parto?

En estas breves palabras no se puede resumir todo un tratado sobre la materia, pero veremos brevemente algunos consejos primordiales.

En primer lugar, debemos conocer la fecha del parto casi con exactitud para estar presentes y atentos en el momento que éste ocurra.

Esto se logra realizando en la perra diversos estudios cuando ella está en celo, para determinar el momento mas o menos preciso de la ovulación y en consecuencia la fecha del parto

Además obtendremos la más alta eficiencia reproductiva, ya que vamos a obtener el mayor número de cachorros posibles, según la raza y la genética de nuestros animales, siempre y cuando las condiciones de sanidad y nutrición lo permitan.

Cuando se acerque la fecha del parto debemos proveer a la perra de un lugar tranquilo y con temperatura agradable unos días antes para que se habitúe al mismo y no esté estresada en ese momento.

Cuando nace cada cachorro debemos liberarlo inmediatamente de las membranas fetales si es que ha nacido envuelto en ellas, porque de lo contrario, al iniciar la primera respiración, en lugar de inhalar aire, va a recibir en sus vías aéreas el líquido amniótico que lo rodea y por lo tanto ahogarse.

Debemos cortar el cordón umbilical a mas o menos un centímetro del abdomen, desinfectarlo con un antiséptico y ligarlo con un hilo que ha sido también embebido en el mismo.

Casi simultáneamente lo debemos secar con energía con una toalla tibia sobre su lomo, lo que estimula su respiración, luego podemos ayudarnos con un secador de pelo.

Esos tres procedimientos: liberación de envolturas, corte del cordón y secado, lo hace normalmente su madre, pero a veces, perras demasiado humanizadas o agotadas por el parto, delegan este trabajo en nosotros.

Mientras esperamos la salida de otro cachorro, debemos observar que no tengan anomalías congénitas evidentes como por ejemplo labio leporino, paladar hendido, ano imperforado, hidrocefalia, que son las más frecuentes.

También si es una camada numerosa y los cachorros son del mismo color y sexo, de modo que más adelante no los podremos identificar bien, es conveniente hacerlo, por ejemplo, por medio de una cintita de color que colocamos en su cuello.

En una planilla anotaremos el color de cada cachorro y su peso, es de fundamental importancia verificar el aumento diario de peso, ya que lo primero que sucede cuando un cachorro enferma y aún no aparecen otros síntomas, es que no aumenta de peso, o peor aún baja, lo que indica que está deshidratado.

Si no los identificamos puede suceder que el "gordito" de ayer esté hoy deshidratado y lo confundamos con su hermano que lo superó en peso y volumen, y al no percibir esto, y por lo tanto no hacer nada, el "ex" gordito en pocas horas muere o lo encontramos en un estado donde se han producido cambios irreversibles en sus órganos nobles (riñones, corazón, hígado)

Normalmente un cachorro debe aumentar un 10% de su peso al nacer cada día, o viéndolo de otra forma debe aumentar de 2 a 4 g por cada kilo de peso de un adulto de su raza.

Es de vital importancia que el cachorro succione calostro de su madre ni bien nace, primero porque la succión produce la liberación de oxitocina que es la hormona que además de ser la hormona que produce la bajada de la leche, estimula las contracciones uterinas provocando la expulsión de los cachorros siguientes, o bien, si ya no quedan más cachorros sigue produciendo contracciones en el útero, muy importantes para su involución.

Pero, desde el punto de vista del cachorro es fundamental que succione la mayor cantidad de calostro posible en las primeras horas de vida. El calostro es la primera secreción que producen las glándulas mamarias en el período cercano al parto y contiene todos los anticuerpos que posee la madre en su torrente sanguíneo, por lo tanto se trata de inmunidad "prestada", o sea defensas para protegerse de las enfermedades..

A medida que el cachorro va creciendo va a producir sus propios anticuerpos, ya sea contra los gérmenes del ambiente que lo rodea, o por medio de las vacunas que son administradas a partir de la sexta semana de vida.

Debido al tipo de placenta de los caninos y felinos, sólo el 10% de los anticuerpos de la sangre de la madre pasan a través de la misma en la vida intrauterina, y el 90% restante pasan a través del calostro, pero son absorbidos por el intestino durante las primeras 24 horas de vida, luego no pueden absorberse más., y en caso necesario se les pueden administrar esos anticuerpos sólo por vía inyectable.


¿Cómo se reconoce un cachorro enfermo durante el parto?

Porque llora la mayor parte del tiempo, está frío, sus mucosas son pálidas, grises o azuladas, se observa diarrea, está fláccido, no mama, puede tener temblores.


Agradecemos la colaboración para la publicación de esta nota a:

Dra. Elida Comercio Docente de Teriogenología
Reproducción - Facultad de Ciencias Veterinarias Universidad de Buenos Aires

Fuente: Foyel.com

Los Querubines

Los Querubines
Cuenta la leyenda que en el cielo hay un grupo de angeles traviesos, Los querubines, quienes son los soldados que cuidan a nuestros bebes peludos, son sus angeles guardianes,...para mi son aquellos que guiaron a la Negra de regreso a San Joaquin cruzando Avenida la Florida y Americo Vespucio, sin ningun rasguño, son quienes salvaron la vida de Blankita haciendo que el Punzon no traspasara las costillas solo causandole heridas leves....son quienes trajeron a mi vida a Candy, Canito, y a todos los miembros de lo que yo llamo Mi Manada...

Gracias

Mi foto
Evelyn Soto
Ver todo mi perfil